La importancia del casco de moto y recomendaciones

La importancia del uso del casco y recomendaciones para comprar uno

Todos los motoristas estamos expuestos a sufrir un accidente circulando en moto. Es algo que le puede suceder tanto a los novatos como a los más expertos, en trayectos largos y cortos, y pueden ser de diferente gravedad. Por eso vamos a dedicar este artículo a comentar las principales características de los cascos de moto y a ofrecer una serie de recomendaciones a la hora de escoger el tuyo.

 

Vamos a comenzar por desmentir algunos mitos que normalmente vienen de gente que no utiliza el casco en moto, que afortunadamente cada vez son menos.

  • Todo casco garantiza un ángulo de visión de 180 grados. Este es el mismo que nuestro ángulo visual, por lo que no limita la visibilidad del motorista.
  • A partir de 16 km/h, nuestro cráneo no puede resistir un impacto sin tener lesiones. Cuando se excede esa velocidad, un golpe en el cráneo puede ocasionar lesiones graves e incluso la muerte. Según las estadísticas, la mayoría de los accidentes en moto suceden a menos de 55 km/h. A esa velocidad, un casco homologado reduce los riesgos de lesiones a la mitad.
  • El interior del casco está fabricado con poliestireno, un material aislante que mantiene la temperatura en el interior tanto en verano como invierno.
  • Mejora la audición al aislar el sonido que produce el viento. Sin casco apenas podríamos oír nada por las turbulencias del aire al ir en movimiento en la moto.

La importancia del casco en la moto

¿Cómo escoger un buen casco?

Ya conocerás que hay diferentes tipos de casco: tenemos los integrales; los abiertos, que no cubren la quijada, los rebatibles, que son integrales que se pueden transformar en abiertos; y los de off road. A pesar de sus diferencias, todos comparten unos elementos comunes. Será en esas cosas en las que nos debemos fijar:

  • Homologación: Debe cumplir la normativa de seguridad vigente (Iram, Aita, CHAS, DOT, etcétera).
  • Comprobar que se ajusta bien a nuestra cabeza, apretando un poco. No debe quedar flojo; pero tampoco puede presionar demasiado.
  • Observar que no tiene defectos como brechas, roturas, desgaste de los elementos. Esto puede indicar defectos de fabricación, que no sea original o desgastado por el uso.
  • Las almohadillas deben recuperar su forma original y sin deformaciones una vez sacado el casco. Se puede comprobar presionando y soltando.
  • Debe tener las tiras de identificación donde conste la fecha de fabricación y vencimiento. La mayoría de los cascos deben cambiarse entre los tres y cinco años de ser fabricados.
  • Por último; pero no por ello menos importante, el casco debe ser cómodo en la cabeza. Por muy bueno o bonito que sea el casco, no puede generar ninguna molestia. En ese aspecto también tendremos en cuenta el peso del casco, ya que un casco demasiado pesado terminará provocando fatiga

 

Recuerda que en nuestra tienda online puedes encontrar una gran variedad de cascos de las principales marcas ¡y con precios increíbles!

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *